Sígueme

Inicio de sesión

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.

Usted está aquí

    EL SANTISIMO CRISTO DE LAS AGUAS Y LA HERMANDAD DE LA VERA-CRUZ

    Autor: José Cabello Núñez

    Publicado en la revista de la Tertulia Cofrade "El Estandarte" nº 4, pág. 64-67. Editada por la Tertulia Cofrade "El Estandarte". La Puebla de Cazalla, 1998. Depósito Legal nº: 569/95.

    Las Hermandades y Cofradias más antiguas de La Puebla de Cazalla, aún por investigar en profundidad, contienen añejos documentos que no dejan de ofrecernos agradables e inesperadas sorpresas sobre su historia y patrimonio pendientes de ser publicadas. Una de ellas es la que aquí exponemos, sobre el intento de algunos cofrades de Vera Cruz por conseguir en el año 1841 la desaparecida imágen del Santisimo Cristo de las Aguas, propiedad hasta entonces de la Cofradia del Santo Entierro.

     

    Desde hace bastantes meses dedico parte de mi tiempo libre a la ordenación y clasificación de los documentos del archivo de la Hermandad del Stmo. Cristo de las Aguas y Nuestra Señora de los Dolores, el cual cuenta, a pesar de la desaparación de una buena parte de ellos, con un importante patrimonio documental,  con libros y expedientes desde 1.731, año de su fundación. Aún cuando desconocemos el paradero definitivo de algún que otro libro de cuentas y de actas, posee sin embargo prácticamente la totalidad de los libros de actas, libros de cargo y data, libros y listas cobratorias de hermanos, borrador de las primitivas reglas y libro de Reglas con sus correspondientes aprobaciones, Breves y Bulas Papales,  inventarios de documentos y bienes, asi como varios legajos con papeles sueltos sobre diversos asuntos, la gran mayoria de ellos pertenecientes a los siglos XIX y XX.

     

    Uno de estos legajos contiene un interesante pliego con el titulo de "Antecedentes sobre el Señor de las Aguas", fechado entre los años 1.841 y 1.842. En él se trata sobre la ubicación definitiva que habría de darse a la antigua imágen del Santisimo Cristo de las Aguas una vez extinguida la Cofradia del Santo Entierro y Nuestra Señora de la Soledad, propietaria de la misma, y el interés que tenian los de Vera-Cruz en acoger a esta venerada imágen en su capilla, asunto que procuraré  resumir en breves líneas.

     

    El dia 10 de marzo de 1841, la Hermandad de la Corona de Espinas de Nuestro Señor Jesucristo y Maria Santisima de los Dolores, con capilla propia en el convento, al tener conocimiento de que por el Vicario de la iglesia parroquial y algunos miembros de la Cofradia de la Vera Cruz se pretendia colocar en la capilla de ésta a la imágen del Santisimo Cristo de las Aguas (obra del escultor José Montes de Oca de 1717), bastante enojados acuerdan recurrir esta intención ante el Vicario por considerarse "...los exponentes acreedores, y aun con el derecho de preferencia a que sea colocada en la Capilla de Ntra. Madre y Sra. de los Dolores como la tenia antes de la demolicion de la Iglesia Parroquial...", donde tuvo lugar la fundación de la Hermandad de la Corona de Espinas, concretamente en la capilla dedicada a este Cristo.

     

    La imágen del Stmo. Cristo de las Aguas  llegó a colocarse "...sobre el plan de Altar de N(uestra) S(eñora) del M(ayor) D(olor) de la Capilla donde también lo está el Smo. C(risto) de V(era) C(ruz) ignorando las razones que puedan haber motivado esta novedad...", En esta capilla permaneció más de seis meses, acordando la Cofradia de Ntra. Sra. de los Dolores recurrir este traslado ante el Vicario General del Arzobispado, lo que así hizo el 13 de mayo de 1842.

     

    En su exposición, la Hermandad reconoce que esta imágen "...pertenecia a la Hermandad de la Soledad por quien fue costeada tan devota efigie...", y que debido a la demolición de la antigua parroquia tuvieron que trasladarse al convento. La escasa capacidad de la iglesia para acoger a todas las imágenes procedentes de la parroquia, obligó a la distribución de una buena parte de ellas en casas particulares hasta tanto las Hermandades construian sus nuevas capillas. La de los Dolores intentó que la del Santo Entierro contribuyera a la obra de construcción de su capilla, a lo que se negó ésta, quedando la efigie del Stmo. Cristo en una casa particular hasta que finalmente se trasladó al convento.

     

    Una vez disuelta la Cofradia del Santo Entierro y Ntra. Sra. de la Soledad, la de Nuestra Señora de los Dolores declara, con respecto a la ubicación de la efigie del Stmo. Cristo de las Aguas, que "...han visto con sorpresa el rumbo inesperado que se ha dado a este negocio, disponiendo unos particulares de su colocación en la Capilla de la Hermandad del Cristo de Vera Cruz, defraudando a la Parroquia de tan Sagrada Ymagen, porque tanto la Capilla como la Hermandad, son constituidas en el Convento de Minimos, y lo que es mas sin conseguir el aumento del culto por la situación aislada y poca concurrencia ni asistencia de la Capilla..." haciendo valer su derecho preferente a que se coloque en la suya. No accederia el Vicario General a la solicitud de los hermanos de Dolores al considerar que  "...produciria la alarma en el pueblo" y por que "...la Hermandad de Vera Cruz ha ofrecido costear una urna o sepulcro de caoba para la mayor decencia del Señor...".

     

    En sus alegaciones a esta resolución, la Hermandad de los Dolores mostraría su sorpresa por la misma, declarando el 12 de septiembre de 1842 que desde su colocación en la capilla de la Vera-Cruz no se habia mejorado el culto al Stmo. Cristo de las Aguas, pues "...toda la variación ha consistido en mudar al Señor del sitio que ocupaba ya en la Iglesia, para establecerlo sobre un altar de la Capilla del Santo Cristo de Vera-Cruz, la mas escusada y menos concurrida del templo, con la circunstancia de reunirse dos efigies de la misma advocacion frente una a la otra, sin que pueda darse culto al Señor de la Vera Cruz sin cometer una irreverencia al Señor de las Aguas y viceversa...de modo que puede inferirse que la variación ha sido un empeño de parte del Sr. Vicario, por mejor decir un compromiso que ya es publico en la población, lo que le ha llevado al extremo de obrar contra su propia conciencia...",volviendo a solicitar del Vicario General la necesaria autorización para colocar esta  imágen en su capilla tal y como estaba en la parroquia, así como celebrar con él los cultos que prescriben sus Reglas, pues se veian con el derecho y obligación de atender a su cuidado y culto. 

     

    Finalmente, en su providencia de 9 de noviembre de 1.842, el Vicario General interino del Arzobispado, D. Juan Baquerizo, declararía que "...mientras la Hermandad de Soledad no se organice en forma legal, corresponde a la parroquia la efigie del Santisimo Cristo de las Aguas de la propiedad de aquella, debiendo el cura parroco colocarla interinamente en aquella capilla que sea más análoga, en donde tenga más culto..."

     

    Tras la definitiva extinción de la Hermandad del Santo Entierro, la antigua imágen del Stmo. Cristo de las Aguas pasaria a ser propiedad de la actual Cofradia de Nuestra Señora de los Dolores, abandonando la de Vera Cruz su pretensión de obtener esta imágen de Cristo, poniendose de esta manera punto y final a la disputa.


    Parse error: syntax error, unexpected T_STATIC in /home/londro/domains/veracruzpuebla.com/public_html/drupal/modules/form_builder-7.x-1.6/form_builder/form_builder.classes.inc on line 24