Sígueme

Inicio de sesión

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.

Usted está aquí

    En el día de ayer, un 28 de Febrero, día histórico en nuestra tierra andaluza bañada por el verde olivar, vendrá a formar parte de un día inolvidable para la vida de nuestra Hermandad y sobre todo para nuestra querida Agrupación Musical. Ha sido un año especial ya que este pregón cumple su mayoría de edad y que mejor manera que su voz sea encarnada por un gran músico y hermano de Vera-Cruz, coincidiendo este presente año que nuestra agrupación cumple sus 20 años, muchos años ya desde aquel noviembre de 1995.

    A compases de Perdona a tu pueblo recibe el convento al pregonero acompañado por nuestro hermano mayor así como otros miembros de junta y familiares. Llega el momento de pisar el terreno de juego que en esta ocasión su voz no será con notas musicales sino más bien su experiencia y su bagaje a lo largo de su vida en esta familia, en las que a su espalda le acompañan nuestras benditas imágenes que una vez más le acompañarán en otro día tan importante.

    Tarde del Jueves Santo, flamante actuación en la que quedó constancia que detrás de esas filas de músicos nacen grandes artistas de la música, gracias a Antonio Giraldez por ese solo de trompeta que enmudeció a todos los presentes a la vez que aunó un gran oleada de aplausos.

    Tras la presentación de ese antiguo costalero que el año anterior tomó el cargo de pregonero, llega el momento de tomar el atril. Templanza, maestría, sentimiento, anécdotas, muchos nombres propios, binomio perfecto entre música y voz, poesía,... Todo ello teniendo como epicentro a su Agrupación, a la banda del Cristo o como se dice la banda de la Puebla. Fueron momentos que queda en la historia viva de esta banda en la que nos ofreció momentos de recogimiento recordando a un componente no presente en la vida terrenal pero que desde el balcón del cielo habrá contemplado esas humildes palabras, momento de homenajear a los que fueron y forman parte de su historia, momentos amargos donde una enfermedad entra por las puertas de su casa, momento donde el amor de padre y esposo empuña con delicadez y dulzura, momento de niñez en una plaza del convento con tintes de Entrada Triunfal  en Jerusalem y con un final con letra de Antonio Machada a la vez que da su despedida para salir por la puerta grande en la que dos palabras "hemos dicho" dan el toque de batuta de un fortísimo de aplausos y sones al unísono.

    Gracias Pregonero de la Vera-Cruz por todo lo vivido.


    Parse error: syntax error, unexpected T_STATIC in /home/londro/domains/veracruzpuebla.com/public_html/drupal/modules/form_builder-7.x-1.6/form_builder/form_builder.classes.inc on line 24